ANTONIO DE LA FUENTE ARJONA
Home arrow Teatro arrow EL LADRÓN DE PALABRAS (1992) fotos/video/prensa
Menu Principal
Actor
Teatro
Televisión
Cine
Publicidad
Otros
Autor
Teatro
Narrativa
Literatura infantil
Fragmentos
Otros
Director
Director de Teatro
EL LADRÓN DE PALABRAS (1992) fotos/video/prensa Imprimir E-Mail

1999. Reedición "EL LADRÓN DE PALABRAS" (teatro para niños y jóvenes)
Editorial: Ediciones De La Torre (colección "Alba y Mayo Teatro")
(Ilustraciones: Rosy Botero)
Género: teatro infantil (de 6 a 12 años), comedia
Fecha de publicación: Marzo 1999
Segunda edición: Junio 2006

1992. “EL LADRÓN DE PALABRAS” (teatro para niños y jóvenes)
Editorial: Ediciones 9BC (colección “Juego Teatral”)
(ilustraciones: Yolanda Madrazo)
Fecha de publicación: Febrero 1992

Estreno: desde la fecha de su publicación (y según la información de la Sociedad General de Autores, SGAE) esta obra de teatro para niños ha sido (y sigue siendo) representada por diferentes colectivos (profesionales y no profesionales) por toda España y también en el extranjero

                         . . .  ahora también en ebook

Fragmento de la obra

Teoría y andanzas de estos libros

MGM Thumb
MGM Thumb

Ilustraciones: Yolanda Madrazo, Rosy Botero

You need to a flashplayer enabled browser to view this YouTube video
Realización: TELE K


PRENSA

Entrevista.
You need to a flashplayer enabled browser to view this YouTube video
                                                   Elena Tebar y Chete Guzmán, AGENDA OCULTA, TELE K, abril 2004


Documental. EL LADRÓN DE PALABRAS en Guatemala.
You need to a flashplayer enabled browser to view this YouTube video
You need to a flashplayer enabled browser to view this YouTube video
Realización: Roberto Liao
Este documental muestra todo el proceso de montaje de "El ladrón de palabras" por la compañía Rompecabezas de Guatemala bajo dirección de Patricia Orantes a lo largo del año 2008.



(…)”El Ladrón de Palabras, de Antonio de la Fuente Arjona, es admirable (…) Es una buena forma de que el niño, jugando con las palabras, se adentre en el mundo del teatro, se vista de autor, actor y director… es un excelente propósito éste, de hacer del juego un teatro o del teatro un juego.”
                                                                          Paz Olivares, revista ACTORES, noviembre 1992

“Quien se queja de la crisis del teatro seguramente no sabe del esfuerzo que están haciendo algunos actores para que la afición vuelva a empezar desde el principio (…) Nos hemos entusiasmado leyendo este libreto. A medida que lo hacíamos crecía el gozo y se ensanchaba la sonrisa; veíamos a todos y a todas, al profesorado y al alumnado, discurriendo y trabajando duramente para atrapar al Ladrón de Palabras (…)
Estamos seguros de que, a poco que ponga de su parte el profesorado, logrará con libros como éste que su clase se divierta, estudie más, aprenda mejor y se libere de complejos.”
                                                                                               J.M., revista CEAPA, Mayo 1992

“Si te gusta el teatro no te conformes solamente con ir a verlo de vez en cuando. Ahora, tú mismo puedes convertirte en actor-director y montar tus propias obras teatrales (…) Con El Ladrón de Palabras podrás dar tus primeros pasos por la escena, a la vez que aprendes a jugar con el lenguaje.”
                                                                                    EL PEQUEÑO PAÍS (EL PAÍS), 4/4/1993

(…) "En El Ladrón de Palabras se entabla un constante diálogo de acción y creación entre el libro y el niño/a que lo aproxima al texto dramático convirtiéndolo no sólo en su protagonista, sino también en su autor.”
                                 
Rosa Briones, revista ADE (Asociación de Directores de Escena), Abril 1993

“Antonio de la Fuente Arjona realiza con este libro un dúo dramático donde participan el texto teatral y la lengua utilizando algunos recursos gramaticales.
Ambas características hacen de El Ladrón de Palabras una obra muy útil en el aula, ya que cumple con dos objetivos fundamentales: la participación del niño/a en actividades que le sirvan para desarrollar su capacidad de expresión artística y el manejo desenfadado de las complejas normas gramaticales aprendidas en clase con dificultad.
A las virtudes señaladas todavía podemos añadir que se trata de un texto ameno y divertido, cualidades imprescindibles para dirigirse a un público infantil.”
                                                                   Marisa López Soria, LA OPINIÓN (Murcia), Abril 1999

Lo tengo en la punta de la lengua’
(…)”La historia en sí -aparte de las situaciones cómicas que se producen- constituye un excelente ejercicio de vocabulario.”
                                                                                   EL MAGISTERIO ESPAÑOL, 31/2/1999

“Se trata de una obra de teatro muy divertida, que conjuga con maestría el texto teatral con juegos lingüísticos.
Nace de la feliz idea del autor, actor de profesión, para revitalizar el teatro, confeccionando un texto ágil, entretenido, con bastantes personajes, y muy fácil de poner en escena, para gozo del público infantil. Se agradece el esfuerzo en el aspecto de la dramatización del que tanto adolecen nuestras bibliotecas.”
                                                   
Ana María Álvarez Rodríguez, revista PLATERO, Febrero 2000

"EL LADRÓN DE PALABRAS" en conoceralautor.com , octubre 2009

Un libro para aprender y representar el Teatro.
El Ladrón de Palabras, una obra del año 1992 y que formará parte de esa larga cola de libros que se van vendiendo siempre y que siempre hacen felices a los niños. (…) Lo leí muy rápidamente y me parecido muy divertido, lleno de emociones y de oportunidades para que los niños se diviertan, se rían, jueguen y aprendan teatro. De hecho está lleno de teatro. Eso es lo que más me ha gustado, que todo se puede representar muy fácilmente. Se nota que el autor siente una devoción absoluta por el teatro porque éste rebosa en el libro.
En la obra, un grupo de niños recorre su colegio buscando al Ladrón de Palabras, que se las come una tras otra, dejando a los personajes sin recursos para comunicarse, o mudos por lo que tienen que utilizar la mímica, o con recursos muy limitados, por ejemplo, sólo pueden hablar con una vocal. Todas estas carencias son oportunidades para representarse de forma muy divertida y además el libro las enfatiza proponiendo al lector que cree sus propios robos de palabras convirtiendo la obra en un bucle sin fin.
Recomiendo el libro para los padres,para los profesores de los colegios y para todos aquellos que aman el Teatro para garantizar que nuestros hijos aprenden un arte especial, una forma de comunicarse con la interpretación, a trabajar en grupo y a sentir la emoción y el aplauso de los espectadores ante una representación.

                                                                        
Marcos López, pequesymas.com, 9/2/2010
 

 
< Anterior   Siguiente >
© 2005 Antonio de la Fuente Arjona.
Hosting By Domus VV.